Samba triste

piano

Todavía puedes poner la primera falange
de tus dedos sobre mí
y mis luces se encienden.
Mi carne hirviente aún te busca:
espera que despliegues lentamente la partitura-
con esa calma que electriza-
y me hagas sostenerla para tener mis manos ocupadas,
porque me has prohibido tocarme, a pesar de que sabes que me gusta.

Mientras te corres como agua entre mis muslos,
y me apagas, y me inundas, y me obligas a estar quieta
alguna vez quieta, en este mundo;
me miras, con esos ojos que se disputan con tus labios
mis olas tempestuosas.

Tensas mis cuerdas, las lubricas con cuidado de anticuario,
y sin más auditorio que la lluvia,
los niños gritando en el parque y los ruidos de la avenida,
tomas mi cuerpo
para hacer un homenaje a Eliane Elias,
en plena Calle 54.

Anuncios

Acerca de Gia

Toma de mí, todo... Ver todas las entradas de Gia

One response to “Samba triste

Quiero conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: