Historia de verano

de noche

Puedo jurar que ese fue uno de los fines de semana más calientes del verano.
Yo esperé ansiosa por su llegada, pero él se fue a la playa.

El lunes, aún con el olor a mar impregnado en sus labios
irrumpió en mi oficina y con los ojos llenos de olas, suplicó:

Quítate la ropa,
tres días y no hice más que pensar en compartir contigo…
mi sombrilla

Anuncios

Acerca de Gia

Toma de mí, todo... Ver todas las entradas de Gia

Quiero conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: