Exorcismo

exhorcismo

Sin cura, ni rezos, ni crucifijos.
Él se salió de mí, definitivamente, aquella tarde,
cuando la adrenalina, diluida en promesas incumplibles,
se conjugó con su cobardía para enfrentar las llamas dantescas
y, sencillamente,
no pudo mirarme a los ojos.

Anuncios

Acerca de Gia

Toma de mí, todo... Ver todas las entradas de Gia

Quiero conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: