Crisis Hormonal

crisis hormonal
¡Y me aguanto! Aunque las hormonas retocen con su solo recuerdo. No necesito siquiera que se acerque, que sorprenda mis segundos con una canción, que confiese que me lee y se estremece.
Y se atreve a decirme que lo intenta… pero no puede más… que tiene que correr, incontenible, a mi encuentro, o tan siquiera detrás de mi silueta, tan fuerte, tan vívida como el azote de un huracán… un volcán en erupción… una tormenta de arena en el desierto…
Reclama su espacio: cuenta que debe vivir, para mí, para mi néctar, para mi alma… Que no soltará la soga que lo ate levemente a mi tobillo… y él… se encargará de quitarla poco a poco… esa media que se desliza, deja ver una piel que invoca, espera el roce de sus dedos, como el teclado… como mi rostro, como mis caderas ladeadas, como la elevación de mis senos al Olimpo.
Y luego lo suelta de una vez: “no puedo describir, ni traducir lo que siento cuando mi mano está en tu espalda o sostiene con firmeza una porción de tu bendito costado”
Nadie puede: hay cosas inalcanzables para las palabras

Anuncios

Acerca de Gia

Toma de mí, todo... Ver todas las entradas de Gia

Quiero conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: