Inefable

lluvia

Tú estás mal“- me dijiste- “pero en el mejor de los sentidos
y yo solo pude recordar cada segundo de este mayo febril
en el que descubriste que mi temperatura corporal habitual supera la media humana,
y que, justo bajo una fogata, puede nacer una sonrisa.
Se fue mayo,
y a pesar de que el clima insiste en provocarnos con esta cruel sequía,
tú te has quedado, para repletarme de aguaceros,
por dentro.

Anuncios

Acerca de Gia

Toma de mí, todo... Ver todas las entradas de Gia

Quiero conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: