No mercy

ella de espalda

Si la libertad y las ansias de besar tuvieran nombre,
quedarían huérfanas durante todo ese tiempo en que no estás a mi lado, en que no estoy cerca de ti.

Si la naturaleza acaso se atreviera a cambiar la lluvia por algún otro ingenioso invento,
yo solo aceptaría la humedad de tus manos, temblando alrededor de las mías,
dibujando un arcoiris de deseo en la curva de mi espalda devorada por tus ojos, mientras mis caderas se deshacen contigo dentro.

Ya no hay días, la semana solo comienza cuando tú amaneces, y el calendario se vuelve torturante cuando camino por las calles del Vedado que no se sienten igual sin tus pasos, juntos  a los míos.

¡Ladrón! Pienso en cómo llamarte y salta esa voz desde el infinito; porque te has apropiado de mis luces, mis fuegos,
mi correr por aprisionar tu cuello entre mis labios (estos) y tu lengua entre mis labios (aquellos).

Y aún te atreves a decirme que estás desesperado, por romperme el alma… ¿más romper?… !más?…

Anuncios

Acerca de Gia

Toma de mí, todo... Ver todas las entradas de Gia

Quiero conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: