Archivo de la categoría: Crónicas

Hipocapnia

5-bodyscape-anton-belovodchenko.jpg

¡Hiperventila!
… que cuando a uno a uno lo besan bien,
el corazón no necesita masaje.

Anuncios

Spam or not Spam

il_fullxfull.792553738_gilo

Hermoso
revelador
el día en que
con esa imagen
dejó de ser SPAM
en su correo.


Magia blanca

2485713-md

Escogí ese vestido pensando en él. Sabía que la tarde y aquel espacio literario donde yo reinaba serían mis cómplices.

Lo miré: blanco, etéreo, transparente; era de esos textiles que irremediablemente disparan la imaginación del más pragmático.

Lo toqué y mientras lo colgaba sobre mi cuerpo pensé en su mirada intentando deshacerlo, en su respiración besándolo todo, en mi cuerpo tirado en el piso, entre lo verde de ese espacio que solo él y yo conocemos. Pensé en aquella tarde del vestido rojo, en la mañana del negro y en esta nueva entrega blanca… ¡y me sentí poderosa!

A la mañana siguiente, mojado de mí y entre mis piernas, mientras me despeinaba con frenesí- ¡Qué linda estás!- me lo confesó: “ud. logró su cometido: me pasé toda la tarde pensando en cómo quitárselo”.


Paris vaut bien une messe

Esa imagen tuya bien vale un poema
-me dijo-
segundos antes de irme a la ducha.


Símbolos

hqdefault

-¿Te gustan los origamis?
-!Sí! pero prefiero tus orgasmos…


Veintidós años y una rodilla después,
ella y él
desempolvaron las cartas
y fueron adolescentes.
(Aún se deben el campismo)


Chelo y luz

Él solo había visto a la mujer que tocaba
el violonchelo.
Y aquella mañana
descubrió
encontró
amó
su desnudez
su luz,
y ya no pudo dejar de tocar
de extrañar
a esa mujer
que tenía, por religión
su mirada.


A %d blogueros les gusta esto: