Archivo de la etiqueta: amanecer

Semántica de los besos

Beso_en_la_noche

“De los medios de comunicación
en este mundo tan codificado
con internet y otras navegaciones
yo sigo prefiriendo
el viejo beso artesanal
que desde siempre comunica tanto” (MB)

Un beso ávido, otro sutil, uno voraz y otro apasionado.
Un beso desgarrador, uno rendido, otro mezclado con el olor de los antojos.
Un beso felino,  que suena a jazz sumergido en mi espalda.
Un beso que trae en tu boca el sabor de toda mi humedad.
Un beso, acurrucado.
Un beso, mojado, mediante riego por aspersión, ofrecido, con picardía, mientras mi cuerpo se inclina suavemente a recoger ese jabón en el piso del baño.
Se los he ofrecido todos, pero él prefiere ese: el simple beso en blanco y negro, que le quema la lengua, sin tocarla, al amanecer.

 

Anuncios

Símbolos

hqdefault

-¿Te gustan los origamis?
-!Sí! pero prefiero tus orgasmos…


Defying gravity

screen-shot-2013-01-21-at-10-31-18-am

“It’s time to try,
Defying gravity”

Cinco (meses, años, siglos) después
y amanece de nuevo.
Y estamos allí, dondequiera que sea, juntos.
Allí, aquí, en ese pedacito de eternidad que ya es nuestro.
Saciando la eterna necesidad de acariciarnos,
chuparnos, abrazarnos, libarnos, besarnos lamernos, amarnos.
Yo, con el pelo arremolinado,
tú, intentando averiguar-aún- el origen del calor constante de mi piel.
Yo, con los ojos llenos de tu brillo.
Tú, con las manos repletas de mis humedades.

Juntos, pusimos el mundo de cabeza, la vida sobre el mundo,
y logramos desafiar la gravedad.


Yo quería

desde cero

Gritarle que era el muchacho de los abrazos,
que estuve miles de madrugadas esperándole
para intentar calmar esa sed de mi cuerpo tensado, retorcido
y convulsionando alrededor de otro cuerpo.

Romper sus piernas con mis caderas
y que mi boca se hiciese rocío de la mañana
después de aquella madrugada febril.

Confesarle que me pierdo en ese fetiche tan singular que son sus bíceps,
sin dejar de pensarle.


La comida entra por…

frutas

Yo insisto en la importancia de la nutrición adecuada,
y él se burla: “Tú y tus cosas”- susurra en mi oído mientras atraviesa mis senos con su pertinaz y elocuente mirada.
Entonces decidí cambiar de táctica: !y créanme! !Dá resultados!
Ahora come frutas en el desayuno.


Cantándole al sol

Mujer quitándose un tirante en blanco y negro....Blog De drones y fugitivos

El sol nos debe una puesta,
un amanecer,
un mediodía…
Son muchas deudas…
para el pobre sol,
que siempre tiene menos tiempo
que los amantes.
Por suerte, el sol
abraz/sa

Carpe diem

fotografia-artistica-de-modelos-en-blanco-y-negro 2

No hubo cura:
Tocado por sus manos
mi cuerpo se tensó…
Exactamente como una convulsión sin aura.


A %d blogueros les gusta esto: