Archivo de la etiqueta: besos

Disciplina

11412285_1458213284478417_5072466288308026680_n

Me dijo que necesito ser “disciplinada”
y yo lo complací…

Anuncios

Réquiem para un boceto

boceto

Porque las alas crecen con la distancia
y es tu voz la que me hace saltar del papel.


Si Chanel supiera…

laetitia-casta-chanel-karl-lagerfeld-gafas-sol-glasses-sunglasses-eyewear-modaddiction-primavera-verano-2013-spring-summer-2013_moda-fashion-trends-tendencias-1

Lo que le haces a mis espejuelos,
cuando me besas….


Respuesta obvia

copia

Y aún se atreve a preguntarme:  “¿Qué pretendes? ¿Que te arranque el alma a besos?”


Lascivia

entre las piernas
Quéjate del bloqueo
del hambre
de la falta de besos,
del silencio
de los sábados y los domingos.
Quéjate de la lluvia,
las escaleras
la gente en la oficina
y la ropa- que sobra.
Pero ni se te ocurra quejarte
de mi deseo…
de mis ansias de una poesía en tu vientre
y un secreto confesado entre tus piernas.

Out of control

Out of control

Si la vas a morder,
hazlo con ganas…
con la voracidad que satisfaga
tus sospechas
sobre los labios.

Si la vas a morder,
primero saborea su textura
cálida, incitante, visceralmente provocativa
dale una probada tierna pero firme,
porque de cualquier forma será insuficiente.

Si la vas a morder,
hazlo sin susto
aprovéchate,
aunque luego te delate un temblor fino distal,
y se nuble el cristal de la puerta.

A fin de cuentas,
las frutas maduras, cuando te besan, en el verano,
siempre te harán perder el control.


Volar contigo

mujer volando

(Artemisa confiesa)
No podría describirlo de mejor manera: tú me haces volar.
Creo que me he pasado buena parte de la vida buscándote, sin saberlo.
Aún en esos momentos de sutil distancia física,
cuando solo tengo de ti la eterna posesión de mi memoria olfativa
que atesora tu olor como una joya auténtica,
que huele a hombre, a música, a locura tierna, a ternura feroz.. !a ganas!
Aún en esos momentos… !tú me haces volar!
(Diana se enajena)
Ahora mismo pienso en ellos e imagino tus dedos sobre mi boca,
tibios, duros…infinitamente dulces
(Artemisa sueña)
A través de tus dedos se escurre la canción que clama por tu abrazo
cual un manantial de agua entre las
hendiduras de una piedra.
Y luego tus dedos se unen a mis pechos mientras tu boca los persigue
intrépida,
y los toman ardientes,
los aprietan con suavidad pero con energía…
y la forma recta de tus dedos se conjura con la humedad de
tus labios para hacerme venir hasta ti…en ti.
(Diana vuela)
En esa imagen que te ha quedado grabada, donde yo estoy sobre mi lado
derecho, con tus dedos dentro, con todo tú penetrando mis espacios y sentidos,
donde literalmente me tomas y me haces más tuya (y aún así te pido que lo grites)…
la ingravidez se adueña de cada segundo…
y me des-orbita.
¿Hay acaso mejor manera de volar?


A %d blogueros les gusta esto: