Archivo de la etiqueta: culpable

Magia blanca

2485713-md

Escogí ese vestido pensando en él. Sabía que la tarde y aquel espacio literario donde yo reinaba serían mis cómplices.

Lo miré: blanco, etéreo, transparente; era de esos textiles que irremediablemente disparan la imaginación del más pragmático.

Lo toqué y mientras lo colgaba sobre mi cuerpo pensé en su mirada intentando deshacerlo, en su respiración besándolo todo, en mi cuerpo tirado en el piso, entre lo verde de ese espacio que solo él y yo conocemos. Pensé en aquella tarde del vestido rojo, en la mañana del negro y en esta nueva entrega blanca… ¡y me sentí poderosa!

A la mañana siguiente, mojado de mí y entre mis piernas, mientras me despeinaba con frenesí- ¡Qué linda estás!- me lo confesó: “ud. logró su cometido: me pasé toda la tarde pensando en cómo quitárselo”.

Anuncios

Un trío

cortinas

Ella sabía que beberse sus textos sería el clímax del clímax,
pero no tembló.

Al final, le propuso hacer un trío: él, ella, la coma.
(de fondo, las cortinas)


Lucifer

mujer llave, mujer cerradura, cerradura, mujer desnuda, mujer blanco y negro

La locación es tu cuerpo.
Cada cruce de sus calles, cada avenida, cada rotonda. Incluso cada espacio donde sentarse a recuperar el aliento para seguir…
Solo déjame la llave bajo la alfombra de la entrada, y treparé tus trenzas.


¿Me concede esta pieza?

baile
Amaranta fue la primera culpable: Ella me arrastró aquel viernes hasta aquel sitio cuyo nombre distaba muchísimo de su propósito.

Luego el ¿maldito? cantinero, que necesitó casi 28 minutos para su faena. Y allí, mirando al horizonte en medio de la noche, buscando otros ojos que comprendieran su sed, estaba él; hastiado de que la música no fuese suficiente para el alma.

Y yo, mi lengua fresca y desbordada, que no se detuvo, y que le hizo frente a aquella timidez; y mis hormonas que no pararon de gritarle: “acércate”, “ven a mi encuentro”…

Aquella noche no bailamos, pero desde entonces, esencialmente, no hemos parado.


Los juegos…

Deportes extremos

¿Lo ves?
No importa que prefieras las gimnasia y la esgrima…
porque de cualquier forma,
ya estás atrapado en mi área de experticia: deportes extremos.


Retos

zapatos6

Ud. qría ver a una mujer, desnuda y en tacones…
y fue complacido.
Ahora, en desagravio, reclamo mi madrugada de traje y corbata,
porque estoy celosa de cierta foto.


Homicidio involuntario

P6276445upp

¿Cómo dice? ¿Qué no es así?
¿Que mi técnica fue “incorrecta”?
Pues mire, !que no!
Yo hice exactamente lo indicado:

1,2,3 masajes manuales para mantener la circulación,
luego pasar todo el oxígeno posible, a presión positiva, desde mi cuerpo al suyo sediento de vida.

1,2,3 (a veces fueron más) de nuevo mis manos estimulando su palpitar
otra vez mis caderas cabalgándole enérgicamente,
alternando con mis labios calentando su esencia con mi aire…

¿Qué dice? !Cómo se atreve a acusarme de su muerte!
!Más de tres horas entre mis manos, mi boca y mis caderas
sin descanso…! ¿Y aún dice ud. que soy culpable?
!Si hasta palpé con mi lengua sus latidos…cuando casi era imperceptibles!

¿Cómo? ¿Me lo explica despacio?
¿Qué quiere ud. decir con que “no era ahí”…que “equivoqué el lugar”?

!Por qué coño le llaman entonces RCP!


A %d blogueros les gusta esto: