Archivo de la etiqueta: sensualidad

No mercy

ella de espalda

Si la libertad y las ansias de besar tuvieran nombre,
quedarían huérfanas durante todo ese tiempo en que no estás a mi lado, en que no estoy cerca de ti.

Si la naturaleza acaso se atreviera a cambiar la lluvia por algún otro ingenioso invento,
yo solo aceptaría la humedad de tus manos, temblando alrededor de las mías,
dibujando un arcoiris de deseo en la curva de mi espalda devorada por tus ojos, mientras mis caderas se deshacen contigo dentro.

Ya no hay días, la semana solo comienza cuando tú amaneces, y el calendario se vuelve torturante cuando camino por las calles del Vedado que no se sienten igual sin tus pasos, juntos  a los míos.

¡Ladrón! Pienso en cómo llamarte y salta esa voz desde el infinito; porque te has apropiado de mis luces, mis fuegos,
mi correr por aprisionar tu cuello entre mis labios (estos) y tu lengua entre mis labios (aquellos).

Y aún te atreves a decirme que estás desesperado, por romperme el alma… ¿más romper?… !más?…

Anuncios

Debajo del cielo, encima del mundo

sensualidad_thumb[3]

Ellos saben que no hay distancia posible entre una mariposa y el jardín de sus labios,
que los latidos están vivos en cada latitud donde comparten sueños y nostalgias.

Que en cualquier esquina del tiempo y de la geografía donde existen
están pensándose, acariciando sus mejillas,
saboreando la dulce panacea de sus dedos mojados dibujando el deseo,
deshaciéndose en cada abrazo compartido.

Ellos saben,
se escuchan, se sienten…
¡lo suficiente para seguir soñando con inundarle a la vida cada segundo!

 


Cuestión de fe

Pero de eso se trata:
del delicioso egoísmo
de verte danzar
en la cuerda floja
de un primerísimo “primer plano”


Un trío

cortinas

Ella sabía que beberse sus textos sería el clímax del clímax,
pero no tembló.

Al final, le propuso hacer un trío: él, ella, la coma.
(de fondo, las cortinas)


¡Wow!

línea erótica

Si te dejo acceder a mi línea erótica
¿me aseguras que te saldrás de la raya?


Fuga

d606b6ce8252[1].jpg

Ella le prometió que le regalaría ese momento
Esa primera vez nunca experimentada.
En la luna, en otro mundo, en el rincón más pequeño.
bastaba con que él estuviera allí para, simplemente,
emborracharla,
de luz.


Defying gravity

screen-shot-2013-01-21-at-10-31-18-am

“It’s time to try,
Defying gravity”

Cinco (meses, años, siglos) después
y amanece de nuevo.
Y estamos allí, dondequiera que sea, juntos.
Allí, aquí, en ese pedacito de eternidad que ya es nuestro.
Saciando la eterna necesidad de acariciarnos,
chuparnos, abrazarnos, libarnos, besarnos lamernos, amarnos.
Yo, con el pelo arremolinado,
tú, intentando averiguar-aún- el origen del calor constante de mi piel.
Yo, con los ojos llenos de tu brillo.
Tú, con las manos repletas de mis humedades.

Juntos, pusimos el mundo de cabeza, la vida sobre el mundo,
y logramos desafiar la gravedad.


A %d blogueros les gusta esto: