Archivo de la etiqueta: yo

Hipocapnia

5-bodyscape-anton-belovodchenko.jpg

¡Hiperventila!
… que cuando a uno a uno lo besan bien,
el corazón no necesita masaje.

Anuncios

Semántica de los besos

Beso_en_la_noche

“De los medios de comunicación
en este mundo tan codificado
con internet y otras navegaciones
yo sigo prefiriendo
el viejo beso artesanal
que desde siempre comunica tanto” (MB)

Un beso ávido, otro sutil, uno voraz y otro apasionado.
Un beso desgarrador, uno rendido, otro mezclado con el olor de los antojos.
Un beso felino,  que suena a jazz sumergido en mi espalda.
Un beso que trae en tu boca el sabor de toda mi humedad.
Un beso, acurrucado.
Un beso, mojado, mediante riego por aspersión, ofrecido, con picardía, mientras mi cuerpo se inclina suavemente a recoger ese jabón en el piso del baño.
Se los he ofrecido todos, pero él prefiere ese: el simple beso en blanco y negro, que le quema la lengua, sin tocarla, al amanecer.

 


Magia blanca

2485713-md

Escogí ese vestido pensando en él. Sabía que la tarde y aquel espacio literario donde yo reinaba serían mis cómplices.

Lo miré: blanco, etéreo, transparente; era de esos textiles que irremediablemente disparan la imaginación del más pragmático.

Lo toqué y mientras lo colgaba sobre mi cuerpo pensé en su mirada intentando deshacerlo, en su respiración besándolo todo, en mi cuerpo tirado en el piso, entre lo verde de ese espacio que solo él y yo conocemos. Pensé en aquella tarde del vestido rojo, en la mañana del negro y en esta nueva entrega blanca… ¡y me sentí poderosa!

A la mañana siguiente, mojado de mí y entre mis piernas, mientras me despeinaba con frenesí- ¡Qué linda estás!- me lo confesó: “ud. logró su cometido: me pasé toda la tarde pensando en cómo quitárselo”.


Paris vaut bien une messe

Esa imagen tuya bien vale un poema
-me dijo-
segundos antes de irme a la ducha.


Veintidós años y una rodilla después,
ella y él
desempolvaron las cartas
y fueron adolescentes.
(Aún se deben el campismo)


Del tiempo

Solo espero
que no nos alcance nunca…


Chandelier

Traiga usted la pimienta:
Yo encenderé
el candelabro.


A %d blogueros les gusta esto: